sábado, 6 de febrero de 2016

Preparados, listos... ya

Increíble, pero todo llega. Después de meses (muchos) con algo dentro de mí que me animaba a dar el paso pero con una cabeza en continua indecisión, por fin está decidido.

Durante mucho tiempo he creído que un día me levantaría, se me iluminaría la bombilla maravillosa y ¡Ajaaa! ya sé cómo voy a hacer para cambiar mi vida y ser más feliz. Pues... siento desilusionar pero no fue así como dejé mi trabajo y salí a la aventura de recorrer mundo.